La caldera es, básicamente, un aparato que funciona como un depósito de agua y cuya función es la de calentar este líquido para su posterior uso doméstico. ¿Sabes cómo funciona su mecanismo? Desde nuestro servicio oficial de Junkers en Burgos te lo contamos.

En el caso de las calderas a gas, estas se valen de un quemador, el cual es el encargado de calentar el agua fría que pasa por la tubería. Normalmente, utilizan para ello gas natural.

El mecanismo de todas las calderas de gas es bastante similar. En cualquier servicio oficial de Junkers en Burgos te pueden informar que una caldera tiene varias partes: el hogar o cámara de combustión, el quemador, la chimenea y el intercambiador.

El quemador funciona de la misma forma que un mechero, el cual produce la llama de la combustión gracias a que, por un lado, tienen la entrada del gas y, por otro, una entrada de aire. De esta mezcla de aire y gas se produce la combustión, que es constante dentro de la caldera.

Esos gases calientes son liberados dentro del hogar de la caldera. De esta forma, dentro del intercambiador, el agua fría se calienta al nivel de calor deseado. Es decir, en el intercambiador el gas transmite ese calor producido al agua. Es por ello que el agua de la tubería entra fría y sale caliente.

Recordemos que el intercambiador no es más que la tubería que transporta el agua. Este tubo recorre en forma de espiral el hogar de la caldera, rodeándolo y transmitiendo así el calor al agua. Este agua luego es transportada al circuito de tuberías de tu casa, es decir, radiadores, grifos, etc. Por la chimenea se expulsan al exterior los gases producidos durante la combustión.

Desde Sat Rodríguez te recomendamos conocer el funcionamiento de tu caldera para garantizar, gracias a ello, su correcto funcionamiento y posterior mantenimiento.